Email Marketing: recordándote al Rey de Reyes

Email Marketing > hoy vamos a sacar brillo al coche clásico, a ver si es necesario tunearlo.

email marketing almería

Email Marketing: recordándo al Rey de Reyes

Sí, sí, sí. Algunos se olvidaron por completo del abuelo del marketing online. Pero en internet los viejos que siguen presentes son los reyes del mambo. Si algo caracteriza al Rey de Reyes es su capacidad para darte más de lo que tú le diste: así es el resultado de un buena campaña de email marketing.

Mira tu móvil, dime que hoy no consultaste tu mail. Lo hiciste, ¿eh?. Puede que incluso tengas varias cuentas sincronizadas. Ok, atención, porque vamos a ir más allá del simple mailing aburrido aburrecarteros.

Piensa en tu mailing como en una actividad de red social más, donde tú y tu listado os relacionáis… ¡allí donde más privacidad y seguridad hay!

¿En serio sabes para qué vas a hacer email marketing?

Ojo, que no digo que no lo tengas claro pero quizás, y sólo quizás, no te has definido bien al respecto de si lo que quieres es mantener contenta a tu manada, o lo que quieres es que tu manada te mantenga  a ti contento, o que tu manada repita la palabra mágica que le dices, o que simplemente se dejen de rollos y compren el fantástico reloj que les ofreces.

¿Cómo saludar por primera vez a esa persona que te gusta?

Si se han subscrito a tu lista pues agradéceselo, sé amable, regala algo sorprendente, un link sorpresa, un cupón descuento sorpresa, un loquesea sorpresa, que note la diferencia desde vuestro primer contacto de email marketing.

Por ejemplo si te subscribes a mi lista quizás te regale una url oculta que no está visible en mi web… o la contraseña para una entrada secreta… o una descarga en exclusiva de mi última canción, o un video o… piensa en tu regalo sorpresa.

Como sabes puedes captar subscriptor en un solo envío o hacerlo en dos pasos. Quien da dos pasos seguramente es porque tiene true love. Juega con ello en cada paso. Es el primer contacto! Además del contenido sorpresa también es buen momento para informar de todo lo bueno que le espera a tu suscriptor. No significa lo mismo realizar una suscripción sin más que de repente ver en aumento las ganas de suscribirse.

email marketing almería 1

Sé humano, no una empresa

Sí, escribes representando a tu empresa. Pero, si fueras un fan de un artista ¿con quién quieres hablar? ¿Con el representante o con el artista? Si tu mail habla de un ser humano, mucho mejor que si habla de un tal ‘info’. Y a la hora de escribir, que suenes real, cercano, amable y humano, incluso con ciertos toques de personalidad, ello no está  señalando ninguna falta de profesionalidad. Al contrario, muestras que la acción, el mail, forma parte de tu vida.

Entonces, redacta tu mail en primera persona, y mejor si es un mail largo, eso sí, intenso: porque tienes mucho y muy bueno que contar. Vas a hacer pasar un buen rato de lectura promocional. Ordena ese contenido de tu mail, enlázalo con argumento, que una cosa lleve a la otra, y genera una dinámica, une melodía en tu mail, un recorrido, con sus pequeños grandes momentos.

Sé natural en tu redacción, realmente tu mail cuenta cosas importantes, por lo que antes de escribir, cualquier contenido vacío, busca los enfoques y recursos que puedes desarrollar para hacer de tu mail una lectura altamente interesante. Ayúdate de imágenes, vídeos, partes resaltadas. Puede que tu mail te lleve un buen rato confeccionarlo, sin embargo el estilo debe quedar fresco, como si de repente escribieras de golpe todo lo que quieres contar.

Si tienes un servicio de mailing medianamente básico podrás entonces nombrar a tu destinatario, por eso te preocupaste de hacer un formulario de suscripción pidiendo el nombre, además del mail…. Lo hiciste, ¿verdad?

El asunto

La frasecita que leemos al recibir el mail es tan importante como el título de nuestros páginas y artículos web. La forma más recomendada es mediante la pregunta, pues la pregunta te motiva a responder o a obtener respuesta.
Me refiero a asuntos del tipo: “¿Conoces los 10 trucos del email marketing?” o “¿Ya recibiste nuestro cupón descuento?” o “¿Cuáles son mis apps favoritas?”

La poda

De vez en cuando está bien hacer algo de criba, quitarse de en medio todos esos subscriptores, que a la hora de la verdad ni abren nuestros mails. Centrarse en quienes de verdad interesa, incluso, aunque suene loco, preguntarles alguna vez si se quieren dar de baja. Invierte energía en los tuyos.

Esto es todo amigos, ¡¡feliz mail marketing!!
Y… cómo no: ¡suscríbete!

Email marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *